saltar al contenido

Noismart, soluciones integrales para crear espacios silenciosos

Esta startup bizkaina realiza desarrollos tecnológicos contra la contaminación acústica

En vista de los múltiples problemas para la salud y las relaciones humanas que genera el ruido en nuestra sociedad y, a su vez, de los escasos medios existentes para abordarlos, hace dos años y medio surgió la startup Noismart gracias a la iniciativa de Leire Atxa, una “emprendedora en serie”, como ella misma se define.

La actividad de esta firma que cuenta, entre otros, con el apoyo de Seed Capital Bizkaia se ubica en la incubadora de empresas de la Escuela Superior de Ingeniería de Bilbao (ZITEK), de quien recibe colaboración. Está dirigida a solucionar los daños generados por la contaminación acústica a través de un enfoque integral, es decir, tanto desde un ámbito técnico como desde el social. Noismart, por tanto, ofrece no sólo de productos tecnológicos propios para medición y control del ruido, sino también de servicios de formación y sensibilización a diferentes colectivos sociales sobre el ruido y sus consecuencias.

El problema medioambiental que más crece en Europa -señala Leire Atxa- es el del ruido. También es el primer problema de este tipo que se registra en la oficina del Ararteko y, sin embargo, en ningún país está siendo tratado de acuerdo con su nivel de gravedad para la salud, la convivencia y el medio ambiente, aunque resulta evidente que en un próximo futuro deberá ser abordado a fondo“. “Desde Noismart -continúa- desarrollamos, fabricamos y comercializamos productos innovadores destinados a registrar y controlar el ruido. Pero, más allá de ofrecer medios materiales, prestamos un servicio integral de consultoría tanto técnica como social enfocado a la resolución de los múltiples problemas derivados de la contaminación acústica“.

Cada cliente precisa servicios adecuados al tratamiento del tipo de problema de ruido al que se enfrente, lo que requiere una previa labor de consultoría integral. Así, por ejemplo, son diferentes las medidas que deben adoptarse en un centro educativo que en un bar. En ambos casos les puede venir bien contar con nuestro dispositivo de medición y control Noisense e instalar medios de aislamiento acústico adaptado a sus necesidades concretas“, indica.

Para poder actuar de este modo, Noismart ha reunido un equipo multidisciplinar de personas técnicas y expertas que se empeñan a fondo en la mejora tecnológica del producto.

Nuevos desarrollos de Noisense

En el campo tecnológico de la I+D+i, el dispositivo de medición y control Noisense es el principal logro de Noismart. Se trata de un aparato innovador de desarrollo propio fabricado completamente en Euskadi, que permite visualizar en pantalla el nivel de ruido y diseñar planes específicos de reducción de la contaminación acústica. Aúna, para ello, las funciones de sonómetro (medición del ruido), y de sonógrafo (expresión gráfica de esa medición), con capacidad para tomar y transmitir datos en distintas condiciones ambientes y de avisar cuando se superan los límites establecidos. “La innovación que incorpora Noisense, que hemos protegido con patente nacional e internacional, es el sonógrafo con recogida de datos. Este aparato se puede colocar en distintos lugares para que capture datos, los suba a la nube y los mande a un dispositivo móvil desde donde es posible realizar el análisis de los datos que arroja“.

Tenemos dos modelos de Noisense para interiores y ahora estamos centrados en el desarrollo otros nuevos que son para exteriores“, avanza Leire Atxa. “También estamos haciendo las pruebas de otro desarrollo que esperamos tener listo en unos dos meses y que servirá para industria. Avisará en el momento en el que la protección auditiva se haga necesaria y cuándo sea obligatoria en función de los reglamentos correspondientes de salud laboral“.

Llevamos dos años y medio metidos en el proyecto de desarrollo del Noisense y, pese a las dificultades que aparecen y debemos sortear, estamos convencidos de que es un producto con futuro, que es necesario para cubrir la creciente necesidad en nuestras sociedades de abordar el problema del ruido, que repercute en afecciones a la salud, al medio ambiente y sobre todo, a la convivencia. El mercado, además, existe, y el trabajo es atractivo, por lo que pensamos que debemos seguir apostando por impulsar nuestro proyecto empresarial. Hay que seguir intentándolo porque quien no arriesga no gana“.