saltar al contenido

Nuevos tiempos para COOPENOR

La cooperativa de Trapagaran, especializada en servicios de montaje industrial, pone en marcha un cambio de modelo negocio basado en I+D

Hay momentos críticos en la vida de las empresas que ponen de manifiesto la necesidad de modificar su rumbo para dirigirlas hacia un futuro mejor. COOPENOR, S. COOP, una firma creada en 1978 por iniciativa cooperativa de alrededor de 30 soldadores y tuberos dedicados al montaje industrial, se encontró hace seis años en una situación de ese tipo. Resultaba necesario tomar decisiones no sólo para mejorar el funcionamiento organizativo, sino también para transformarlas con el fin de que pudieran responder a las exigencias de un mercado cambiante y cada vez más competitivo.

Hoy en día, superado el bache mediante la aplicación de medidas de mejora de la actividad tradicional, ha iniciado un proceso de transformación del modelo de negocio a un plazo de dos o tres años basado en la inversión en ingeniería y en maquinaria. “Vimos que no podíamos basar nuestro futuro en seguir vendiendo horas/persona porque el margen que nos reporta ese tipo de negocio es muy pequeño y, en poco tiempo, nos sería imposible competir en precio con países europeos de mano de obra más barata“, explica el director gerente de la cooperativa, Esteban Del Valle.

En consecuencia, COOPENOR, S.COOP. ha puesto en marcha un plan de futuro que ha denominado Proyecto Salto Adelante. “Lo que queremos conseguir con este plan -señala el director – no es hacer una evolución secuencial, sino probar a dar un salto y cambiar en un periodo muy corto de tiempo el modelo de negocio de la empresa. Queremos pasar a vender llave en mano e, incluso, posteriormente, llegar a vender producto propio; de modo que logremos proporcionar más valor añadido a nuestra producción“.

La estrategia seguida para alcanzar tales objetivos se apoya en dos pilares fundamentales: en la potenciación del área de ingeniería y en la introducción de maquinaria avanzada.

Financiación

El principal problema para que la empresa acometiera el plan trazado era su financiación. Sin embargo, los propósitos de COOPENOR, S.COOP. han encontrado respaldo en las instituciones públicas. “Gracias al apoyo de Seed Capital Bizkaia, hemos podido iniciar este proceso de cambio de modelo de negocio para intentar dar un nuevo rumbo al negocio y llegar a ser capaces de financiar nuestro crecimiento con recursos propios”, avanza Del Valle.

La implementación de este plan contempla unos objetivos de crecimiento, no sólo de facturación sino también de creación de empleo fijo. Contempla que, en cinco años, llegaremos a estar en la empresa unas doscientas personas, cuando ahora somos aproximadamente cincuenta. También prevé que las ventas anuales experimenten una importante subida“.

COOPENOR, S.COOP. trabaja para la mayor parte de los subsectores de la industria en los campos de instalaciones, estructuras, canalizaciones, estaciones de regulación y medida y posiciones de gas. Dispone, asimismo, de varias certificaciones ISO 9001, ISO 14001 y OHSAS 16001 que le reportan un importante valor de diferenciación frente a la competencia. “Nuestra empresa -afirma Del Valle- es conocida por hacer soldadura de alta calidad, normalmente asociada a la tubería, aunque también hacemos estructuras metálicas de cualquier tipo y calderería ligera. Nuestros principales clientes pertenecen al grupo de las grandes industrias petroquímicas, alimentarias, construcción naval y almacenamiento de gas natural de Bizkaia”.

El nuevo rumbo emprendido por COOPENOR, S.COOP. no se puede desligar, a juicio de sus responsables, del mantenimiento del carácter cooperativista de la empresa. “Debemos mantener nuestras dos señas de identidad que, en última instancia, nos han permitido salir adelante: el compromiso de las personas trabajadoras con el proyecto empresarial y el prestigio que nos proporciona la alta calidad de nuestro trabajo“, señala Esteban Del Valle .